El castillo de la luciérnaga

Creo que nunca seré objetivo con una historia de detectives; me encantan desde que tengo uso de razón, así que en consecuencia no puedo ser tampoco del todo objetivo con Castle. Es una serie no exenta de tópicos, de argumentos sencillos, en la que cada semana tenemos el asesinato correspondiente y el consabido proceso deductivo hasta dar con el asesino. De vez en cuando hay alguna sorpresilla, pero nada que haga peligrar la continuidad de los personajes principales. Y tenemos la inevitable tensión-relación entre los protagonistas masculino y femenino. Salvo por este detalle, Castle es la señora Fletcher del siglo XXI (sí, señora, los que hablan de la señorita Fletcher o nunca vieron de verdad la serie o presentan una grave afección de mezcla de personajes).

Pero si algo da fuerza al personaje, y por ende a la serie, es Nathan Fillion y su manera de involucrarse en su Castle. Lo mismo que ya hiciera una década atrás con el capitán Mal Reynolds en la que para muchos es una de las mejores series de ciencia ficción de la historia, surgida de la mente de ese visionario que es Joss Whedon bastante antes de que comenzara a vengar, y triste e injustamente cancelada tras tan solo catorce episodios – aunque por lo menos, y aunque no deja de sentirse cierta precipitación, podemos darnos por contentos de que se les permitiera darle un final digno al menos a parte de la historia de Serenity y su tripulación.

Y si Nathan se involucra en Castle, Nathan ES Mal. No hay más que ver cualquier episodio. Y diez años después, sigue siendo Mal. El propio Nathan ha comentado en más de una ocasión que si le tocara la lotería estaría más que encantado de invertir en una continuación de Firefly, lo cual lo pone en la cabeza de la cola de tipos que, a excepción de un puñado de personas (y sin entrar en los billetes que ya debe tener) menos me importaría que se hicieran con una primitiva.

Todo este rollo viene a cuento por el último homenaje a Firefly que han lanzado desde Castle, y es que las dedicatorias que le lanzan son mucho más frecuentes (y algunas bastante sutiles) de lo que en principio nos damos cuenta.

Y como sé que no puedo ser el primero al que se le haya ocurrido esta idea, he hecho una pequeña recopilación de estos homenajes. Ale, a disfrutar ^^

Clip de comparación de varias escenas:

Castle habla chino por una serie que le encantaba:

El reencuentro con Jayne:

La última dedicatoria hasta la fecha:

Y otro clip recopilatorio más (aunque éste sin las imágenes de Firefly):

Y para terminar, una de las mejores escenas de Firefly, muestra clara de por qué Malcolm Reynolds es uno de los mayores anti-héroes de la historia:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s