Venid, namekianillos

Es en este puente-días-de-fiesta-llámalo-como-quieras de diciembre que hemos dejado atrás cuando históricamente decorábamos la casa de Navidad, años atrás, de renacuajo, con mis padres. Este año, en casa, ha sido imposible. El único detalle que hace que parezca que estamos a menos de dos semanas de Nochebuena es una flor de pascua y un colgante de un muñeco de nieve que no me di cuenta de quitar después de Reyes y que se ha llevado diez meses y medio en un cajón del mueble del hall.

Así que me ha dado por plantearme cuántas más personas siguen esta tradición milenaria de esa regla no escrita por la que parece obligatorio poner en estos días el árbol y el belén. Tú, que me estás leyendo: ¿Pones solo el árbol? ¿Solo belén? ¿Árbol sintético o natural? ¿Tipo de adornos en el árbol? ¿Figuras collector’s edition o las que pilléis en el chino de la esquina? ¿Pasas de todo esto?

Pues os cuento en mi caso.

Árbol natural. Cada año dejamos crecer algunos cipreses y le dejamos la copa sin podar, en estas fechas se recorta la copa y queda un árbol tan apañao como asimétrico. Así se tiene árbol natural sin matar a nadie y limitando residuos plásticos. Ejquelotienetó. Los adornos del árbol son figuras de madera o trapo que hemos ido comprando a lo largo de los años: Un angelito con un jet pack propulsor. Un ratón en una bota. Un moñeco de nieve esquiando entre las ramas. Os hacéis una idea. También alguna bola, marrones, parecen como piñas. Así se mezclan con las propias bolillas de los cipreses. Y plumas marrones. Mucha pluma. La pluma siempre es bien. (Si es ibérica, mejor: es lo que diría mi padre). Un reno con las piernas y brazos abiertos a modo de estrella en la copa.

Muy ecléctico todo.

Un belén de figuras de papel. Y el belén de Playmobil. Por supuesto A ver si encuentro fotos de la reinterpretación que hice hace algunos años.

Adornos sueltos en lámparas y cuadros (de los que suele pasar que de alguno, un día en febrero lo ves y te preguntas cómo lleva ahí dos meses sin guardar en su caja).

Dos muñecos de nieve, Tommy y Tina, de unos 60cm, vestidos de tiroleses, en la entrada, dando la bienvenida.

Un belén de madera que hice en Pretecnología en 6º de EGB y que aún conservo, con figuras de plastilina.

También bastante ecléctico, porque pongo por ahí un reno al lado del ángel y a Piccolo encendiendo la hoguera de los pastores. Un Papá Pitufo y un P-chan. Piccolo es un moñecote de estos de goma que daban en los paquetes de Matutano a mediados de los 90.

Gorros de Santa Claus repartidos por la casa para que los use quien quiera que venga.

En fin  lo normal, vaya.

Por cierto, para quien tenga problemas con la presencia de un namequiano, un cerdo transformista o un hobbit azul en un belén… aclaro que me limito a escoger representaciones de distintas fuentes literarias para un crossover customizado.

Que Marvel lleva más de medio siglo haciéndolo y tan bien, ¿no?

Al fin y al cabo, la Biblia como obra literaria no deja de ser el primer crossover de ficción de la Historia.

Pilotando hacia Trántor

No había leído las declaraciones de Jonathan Nolan al respecto, y después de hacerlo, y sabiendo quién es y que es HBO quien anda en el tema, respiro más tranquilo.

Asimov ya ha sido mancillado antes, pero hacerlo con la Fundación sería sencillamente imperdonable. Y aunque ahora está indudablemente de moda, lo cierto es que hay pocos pilotos mejores que actualmente nos puedan transportar a Trántor. Aquí un extracto:

“That’s a set of books where the influence they have is just fucking massive; they have many imitators and many have been inspired by them, but go back and read those, and there are some ideas in those that’ll set your fucking hair on fire”.

Y añado: HARI SELDON ES DIOS. Period.

Noticia en The Guardian

isaac_asimov_on_throne

Me gustan las cerezas

No suelo tener mucho tiempo para probar demos, pero en este caso hice una excepción, más que nada para catar si mis impresiones iniciales iban encaminadas. No defraudó. Y no son muchos los títulos a los que la Edge le concede un 10. SMW3D o Mario Kart ya son motivos de sobra para tener esta máquina, pero no cabe duda que el público potencial es más limitado. Bayonetta 2 es ese título de lanzamiento de una consola que el mercado actual relega a asomar con dos años de retraso y que ya iba haciendo falta en esta plataforma. Un juego de Sega en toda regla y en el mejor sentido de la acepción. Como se ha escrito, en este caso, lo que unos pierden, Nintendo lo gana.

Hora de ser traviesos, angelitos míos.

Hi-yo, Silver!!!

En mis reiterados plazos con retraso, ayer me apeteció ponerme al día con esta adaptación y, macho, qué agradabilérrima sorpresa. Había escuchado (de refilón, porque soy bastante talibán en lo que respecta a mi virginidad de películas que no he visto) toda suerte de comentarios negativos tanto sobre la calidad de la cinta como de la adaptación en sí. Pppppapppppparrrrruchas. Una peli clásica de aventuras, con acción (obviamente irrealista a posta), inesperadamente divertidísima en la que Johnny Depp roba el protagonismo al héroe y que casi te deja la sensación y la sonrisa de haber asistido a una de esas cintas de aventuras de cuando eras pequeño. ¿Que han sido libres en la adaptación? So what? Hi-yo, Silver!!!

Hi-Yo Silver