Feliz viernes

No creo en el destino. Sí en la retribución. Y por eso estoy convencido de la existencia de un lugar de sufrimiento innombrable y eterno reservado para aquellos jerifaltes que envían un email con tarea pendiente un viernes a las 8 de la tarde para acometer a la mayor brevedad.

Es el mismo lugar al que irán a parar otros individuos de similar talante y que por ende merecen igual trato, como por ejemplo aquellos que pronuncian Johnny “Dip”.

Feliz viernes, por cierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s